Origen Etiopía: la leyenda del café

La historia del café en Etiopía es la historia de este producto. Existe prácticamente consenso científico referente a su origen botánico que los investigadores sitúan en el noreste de África , en Etiopía (antes Abisinia) donde se han encontrado las plantas de café silvestres más antiguas. De allí además son originarias la mayoría de variedades genéticas del café arábica , el único tipo de grano que se sultiva en este país.  

Cuenta la leyenda ….

Por el año seiscientos vivió en Etiopía un pastor llamado Kaldi. Cierto
día que cuidaba su rebaño de cabras notó que los animales desarrollaban una
conducta extraña. Nerviosamente iban y venían, subían y bajaban, en un
estado de agitación que se prolongó todo el camino de regreso y persistió
durante una noche, que se volvió interminable. Sólo a la mañana siguiente el
rebaño pareció calmarse y fue así como siguió con mansedumbre al amodorrado
pastor hasta las zonas de pastura.
Hasta que unas cerezas tentadoras detuvieron su paso, y luego de mordisquearlas,
las cabras retomaron su conducta nerviosa del día anterior.

cafés_el_criollo_colección_gourmet_etiopía_molido_3

Kaldi observó las plantas que aparentemente habían causado el cambio
en su rebaño y probó con cautela una hojita y un fruto.
Lo primero que percibió fue que no se trataba de un arbusto de cerezas,
y que el sabor no era tan agradable como el que esperaba. Pero también
sintió que el cansancio producido por la larga noche de insomnio se había
desvanecido y era remplazado por una energía que lo impulsaba a la acción.

Kaldi tomó consigo unas ramas florecidas y encabezó la marcha hacia
un monasterio que se encontraba a pocos kilómetros. A paso vivo lo seguía
su rebaño. Al llegar a la casa religiosa, el pastor fue introducido a presencia
del Abad, mientras sus animales quedaban al cuidado de unos desorientados
monjes.

Informado del descubrimiento, el Abad llevó a Kaldi a la cocina, y
prudentemente hirvió una rama con algunos frutos rojos. Pero cuando probó
el gusto de ambos, le pareció tan desagradable que en un impulso arrojó el
atado entero sobre el fuego. La cocina se vio invadida de un aroma delicioso
que indujo al Abad a hacer una nueva prueba. Tomó el fruto tostado y preparó
una infusión que, con su perfume cálido atrajo a un grupo de monjes
a la cocina. Así nació el café, de Etiopía al mundo; probado por unas cabras,
descubierto por un pastor, tostado por un Abad, celebrado por unos monjes,
que nunca pudieron imaginar que ese enérgico sabor se seguiría prolongando
durante siglos.

Características: 

Tanto entre consumidores como por parte de los profesionales del sector, está considerado como un grano de calidad, con poco m´s de 1,3 % de cafeína acidez alta, buen cuerpo y sabor aromático y dulce, con ligeros matices especiados que lo convierten en un auténtico moca. Su gran potencial le permite ser degustado por si solo , aunque también resulta ideal para mezclarse y ensalzar otros orígenes.

Principales orígenes:

Los principales cafés etíopes son el Sidamo, el Harar uno de los cafés más finos del mundo, el Yirgacheffe de Wollega (Gimbi – Lekempti), el Limu, el Djimmahj, de calidad más baja, el Bebeka y el Tepi

Anuncios

Un comentario en “Origen Etiopía: la leyenda del café

Deja una comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s